• Servicios

    Puedes comunicarte con nosotros para contratar nuestros servicios.

¿A QUIÉN ESTÁ ENFOCADO? 

El programa Aprendiendo a Dormir, está diseñado para ayudar a infantes y niños desde recién nacidos a que duerman interrumpidamente durante la noche y sin necesidad de ayuda externa para conseguir conciliar el sueño.

La mayoría de personas piensa que los problemas de sueño se resolverán con el tiempo, lo cierto es que los problemas continúan durante la adolescencia y adultez. El sueño es especialmente importante para los bebés y los niños ya que impacta directamente en el desarrollo físico y mental. Entre los 3 y 6 meses, la mayoría de los bebés ya tiene un ciclo regular de sueño-vigilia (como los  adultos) y hacia los 2 años la mayoría de los niños ha pasado más tiempo dormido que despierto. Los estudios demuestran que entre los 1 y 5 años necesitan un promedio de 10 a 13 horas de sueño y tiempo de descanso o siesta durante el día. La National Sleep Foundation, establece que el sueño de calidad es aquel que tiene la duración adecuada dependiendo de la edad, no es interrumpido y ocurre en el lugar apropiado y de la forma correcta. 

¿Cuáles son los problemas de sueño más comunes?

La mayoría de las veces, los problemas de sueño son causa de que,  sin darnos cuenta,  hemos creado asociaciones y hábitos incorrectos para dormir y lograr conciliar un sueño tranquilo en la noche;  a estos problemas conductuales se les denomina en inglés Behavioral Insomnia of Children (BIC) y  son sumamente comunes y fáciles de mejorar.  Pero algunas veces, aunque intentemos mejorar hábitos y rutinas, no logramos resolver estas situaciones y debemos indagar un poco más en la historia de nuestros hijos.  En estos casos, los problemas conductuales de sueño pueden tener su origen en un Desorden de Procesamiento Sensorial. La integración sensorial es la capacidad del cuerpo de organizar e interpretar la información captada por nuestros sentidos.  El DPS se caracteriza por problemas  para organizar las sensaciones que vienen del propio cuerpo y del ambiente y nos afectan  en una o más de las áreas del desarrollo, incluido el descanso. En Aprendiendo a Dormir tomamos en cuenta estos dos problemas y trabajamos con un equipo multidisciplinario para tener resultados positivos. Si es necesario, es importante realizar un perfil sensorial del niño con un profesional  para poder incluir estrategias sensoriales  específicas  como parte de la rutina para dormir.

 

Señales de Alerta  de los Problemas de Sueño

  • Utiliza estímulos externos para dormirse. Los bebés solo concilian el sueño cuando toman pacha, maman o utilizan un pepe.
  • Requiere más de 30-45 min de rutina antes de dormirse
  • Toma más de 20 minutos para dormirse o menos de 5
  • Requiere de alguien presente en el cuarto, o incluso dentro del mismo espacio para dormirse
  • Despertares nocturnos constantes y dificultad para volverse a dormir.
  • Despertarse a media noche a comer o jugar.
  • Patrones de sueño inconsistentes (duerme 6 horas un día y 10 el siguiente)
  • Obtiene menos de las horas recomendadas de sueño por la AASM

Nuestros Servicios

Coaching

El propósito del programa de Aprendiendo a Dormir  es lograr que el niño encuentre  la forma de dormir por cuenta propia sin depender del padre, la madre, otra persona  o algún objeto externo. Aprendiendo a Dormir se apoya en la firme creencia de que los hábitos de sueño saludables  hacen niños sanos. Un niño que duerme y descansa es curioso,  energético, feliz, juguetón y aprende fácilmente. El propósito  del programa es lograr que el niño logre dormir lo recomendado para su edad y sea independiente para hacerlo en un enfoque personalizado y simple.

El método de Aprendiendo a Dormir se asegura que el niño sufra lo menos posible y que, aunque llore, nunca estará solo ni se le ignorará. El método  le permite a cada padre desarrollar un plan que lo haga sentir cómodo basado en su propio hijo y estilo de paternidad.

Aprendiendo a Dormir se basa en las recomendaciones de la National Sleep Foundation y la American Association of Sleep Medicine para que el sueño sea saludable y cumpla los siguientes requisitos:

  • Cantidad correcta de horas de sueño (adecuadas a la edad)
  • Buena calidad del sueño (ininterrumpido)
  • Cantidad apropiada de siestas (adecuadas a la edad)
  • Horario de sueño que está sincronizado con los ritmos biológicos naturales del niño (reloj interno o ritmo circadiano)

more…

Talleres

Conferencias

¡¿Te interesa uno de nuestros servicios?  Comunicate con nosotros para hacer tu cita.

© Copyright - Aprendiendo a Dormir